¿Está su casa en riesgo de una infestación de termitas?

Uno de los errores más comunes que un propietario puede hacer es no proteger su casa contra una infestación de termitas. Las termitas pueden causar grandes daños a la casa de una familia sin ser detectadas debido a su forma de destruir casas de adentro hacia fuera.

Cómo identificar correctamente entre termitas y hormigas caseras

La vida de una termita inicia bajo tierra en un nido llamado colonia y crecen desde un huevo fertilizado a larva y después adoptan su forma con alas. Estas criaturas aladas se creen que son hormigas, pero la presencia de estas es el primer signo de que tiene un creciente problema de termitas. Para poder identificar las termitas de las hormigas, hay que fijarse en el cuerpo, ya que el de las hormigas está dividido en 3 partes esféricas, cabeza, cuerpo y cola, mientras que el cuerpo de las termitas es alongado y de forma oval. La siguiente pista serán las antenas y el color. Las hormigas son generalmente de un solo color, por lo regular negro, con antenas dobladas en un ángulo de 90 grados, mientras que las termitas son una combinación de negro y café dorado con antenas rectas.

Las similitudes que comparten las termitas y hormigas no es sólo en su forma física, sino también en sus comunidades. Nuevos nidos se hacen cada año entre primavera y verano y la humedad en el aire es suficiente para sostener la vida de las termitas recién nacidas. Las termitas machos y hembras desarrolladas se aparearán al salir del nido. Antes de aparearse, las dos deben enterrarse entre madera suave o suelo para empezar su propia colonia. Aunque la reina puede producir sólo unos cuantos huevos al principio de este proceso, con el tiempo la reina empezará a producir más y más crías hasta llegar a más o menos 35,000 huevos en un solo día. Con esta tasa de crecimiento tan grande, el problema se puede ir de las manos fácilmente y el resultado son daños económicos muy grandes a las estructuras de la casa.

Diferentes tipos de termitas que pueden poner en riesgo su hogar

Existen más de 2000 especies de termitas en todo el hemisferio occidental y en partes de Europa, y son por lo regular alimentadas por un clima húmedo. A pesar de la gran variedad que puede encontrarse en el mundo, sólo 55 especies viven en los Estados Unidos. La más común es la de madera húmeda, madera seca y subterránea.

Las termitas subterráneas se meten dentro del suelo húmedo hasta encontrar madera húmeda, esto significa que este tipo de termitas empiezan a destruir la casa empezando desde el suelo, con las estructuras de la casa. Un indicador de que tiene estas termitas será encontrar túneles de barro o túneles que las termitas construyen para poder moverse. Estos se pueden encontrar en cualquier lugar de su casa y pueden parecer como pequeños caminos.

Las termitas de madera seca son más grandes, de tamaño de una pulgada y media y usualmente viven en colonias con más de 1000 miembros. Como su nombre lo indica, invaden madera seca o estructuras de madera donde hacen sus nidos y se alimentan de material muerto como madera y hasta alfombra. Para detectar si estos insectos han invadido su hogar, busque las alas sueltas de las termitas maduras, heces de forma hexagonal y muchos pequeños agujeros en cualquier estructura de madera.

Las termitas de madera húmeda a diferencia de sus hermanos de madera seca, necesitan humedad o madera mojada para sobrevivir, lo que hace que se encuentren en la costa o en regiones húmedas. Para detectar si estos insectos han invadido su hogar, busque alas sueltas de las termitas maduras, heces fecales de forma hexagonal y muchos agujeros en las estructuras de madera.

Llame a Cantú al 972-562-9999 si cree que las termitas se han infiltrado en su hogar pata eliminar a estos invasores efectivamente hoy mismo.