Los peligrosos efectos de los ratones en su hogar

A pesar de su naturaleza inofensiva y dulce, los ratones pueden ser extremadamente peligrosos una vez se hayan instalado en su casa. Si tan sólo un ratón se ha colado en su casa puede causar serios daños a su propiedad, e ingerir comida infectada por sus heces u orina puede causar serios problemas a su salud y hasta la muerte. Es importante leer la información acerca de la identificación y control de roedores antes de proceder a limpiar y exterminar un hogar infestado.

Datos sobre los ratones

Debido a su actividad nocturna, los roedores pueden ser difíciles de identificar, si es que tiene un problema de ratones o ratas. Los ratones sólo miden de 3 a 4 pulgadas de largo de cabeza a cola, tienen orejas grandes colas peludas y pueden ser de color blanco, café o gris. A menudo se cree que los ratones son ratas pequeñas. Los ratones son pequeños y pueden caber en los lugares mas reducidos. Por otro lado, las ratas son grandes, pudiendo alcanzar hasta 2 pies de largo, tienen hocicos puntiagudos y sin pelos. Una evidencia de que tiene intrusos serán las heces fecales negras, del tamaño de un grano de arroz, sonidos de cómo que están corriendo y chillidos, además que verá sus pertenencias mordidas. Los tipos de ratones incluyen los ratones domésticos, los de venados y los de campo.

Los ratones prefieren elegir un área pequeña y seca, como los gabinetes de cocina o gavetas para hacer sus nidos y, como todos los mamíferos, sus crías nacen vivas. Si hay una pareja de ratones en su casa o una hembra embarazada, la infestación crecerá rápidamente, poniendo su salud en riesgo. Sólo 20 días después de aparearse, la hembra dará a luz a una camada, y, si no se detectan, puede producir hasta 10 camadas al año, lo que significan 200 potenciales crías. Después de nacer, sólo les tomará a los ratones 2 meses para ser sexualmente activos.

Identifique si tiene ratones en su casa

Puede encontrar evidencia de ratones en sus pertenencias personales. Los ratones pueden morder cualquier cosa, como alambre eléctrico, lo que puede ocasionar un incendio, o si muerden y rompen los alambres de una refrigeradora, pueden echar a perder la comida. Los ratones muerden a menudo plástico y muebles.

Los ratones siempre están buscando comida. Buscan comida alta en proteínas y grasas como nueces, semillas, granos, tocino, mantequilla o dulces. Para alcanzar estas comidas, los ratones pueden colgarse o saltar largas distancias, para llegar a la comida que se dejó en la cocina. Los ratones dejarán un rastro de orina para poder encontrar su camino de vuelta al nido, por eso, pueden defecar y orinar en sus pisos, alfombras o superficies de la cocina. SI su comida entra en contacto con alguno de ellos o por accidente es ingerida, puede contraer virus que pueden llegar a ser fatales. Puede contraer salmonellosis o hantavirus. La Salmonella es una infección bacterial de la comida y sus síntomas incluyen fiebre, escalofríos, dolores musculares, calambres en el estómago y diarrea. El hantavirus es similar a l a influenza, los síntomas incluyen fiebre, escalofríos, dolores musculares, nausea, vómitos y dificultad para respirar. Si no se trata a tiempo, el hanatvirus puede ser fatal después de unos cuantos días.

Limpiar y deshacerse de las heces de los ratones

Para prevenir serios problemas a la salud, es importante deshacerse de los excrementos de los ratones de forma correcta. Si encuentra excrementos en su casa, puede limpiarlos sólo después de haberse puesto guantes gruesos y una máscara para respirar, ya que el hantavirus se puede contraer al respirar los excrementos. Por eso, es importante evitar barrer o aspirar los excrementos, ya que puede expandir las partículas que causan el virus aún más. En lugar de eso, recójalos y deposítelos en una bolsa de basura y sáquela inmediatamente de la casa. Recuerde lavarse las manos durante varios minutos después de haber limpiado.

Llame a Cantú al 972-562-9999 y programe una cita si sospecha que los ratones hayan invadido su hogar. No dude en llamarnos.